Blog

 
22-08-2016, 20:17

Cuando leo algunos escritos  a través de internet o escucho a algunos hablando acerca del tema bien sea por Tv, radio o en persona, me sorprende la gran confusión que existe en relación a este aspecto de la Biblia.

Para algunos el anticristo es un ser que bajo el dominio de Satanás traerá mucho caos y sufrimiento a esta tierra. Aún no ha llegado, pero más de uno promueve diferentes pruebas que según sus análisis, demuestran que el tiempo de su llegada está cerca.

Aunque existen diferentes matices en las historias contadas, la base fundamental de dicha creencia es más o menos lo que acabo de expresar en cortas palabras.

Debido a que el fin de este blog, es ofrecer información Bíblica al respecto de temas como estos, quisiera que analicemos algunos pasajes y así podamos entender a que se refieren las escrituras cuando se habla del “Anticristo”. Solo les pido que seamos justos en el juicio que le damos a las escrituras y aceptemos la verdad simple que quiere trasmitirnos.

 

Anticristo en la Biblia:

 

Inicialmente quiero decir que en la Biblia solo se usa esta palabra unas cinco veces1 y todas ellas dichas por el apóstol Juan en su primera y segunda carta. La palabra “anticristo” puede significar tanto “en contra de Cristo o en lugar de Cristo.2

Lo siguiente que haremos para entender a quién se refiera la Biblia con el anticristo es analizar los pasajes donde aparece con su contexto inmediato. Como ya mencioné, las cinco veces que aparece esta palabra es en los libros 1 y 2 de Juan, en donde el escritor trata algunos problemas que estaban surgiendo con las iglesias en esos días. Muchos falsos maestros estaban introduciéndose en la iglesia y removiendo la fe genuina que había en los creyentes (1 Jn. 2:24-26) ante lo cual Juan exhorta para permanecer fieles. Estos falsos maestros salieron de en medio de ellos, (1 Jn. 2:19) posiblemente se dejaron influenciar por las filosofías de la época.

Juan tenía en mente enseñanzas como la de los ebionitas, quienes negaban la existencia del Señor Jesús, antes de nacer de María. También estaban las enseñanzas de Cerinto, un hereje que mezclaba especulaciones de los ebionitas con elementos de lo que luego sería el gnosticismo. Otro grupo más, eran los docetistas, estos alegaban que la humanidad del Señor solo había sido aparente.3

Estas eran algunas de las amenazas que estaba sufriendo las iglesias y la sana doctrina en aquel entonces, es a razón de esto y por otras cosas más que Juan escribe estas epístolas. Con esto en mente, analicemos los pasajes en donde aparece la enigmática palabra:

1. (1 Juan 2:18) dice: “Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo.”

Este primer pasaje habla de “anticristos—pluralidad” esto nos ayuda a entender que el enemigo no es un solo ser, sino varios. Pero cuando leemos este mismo pasaje en otra versión de la Biblia como la NIV, encontramos lo siguiente: “Queridos hijos, ésta es la hora final, y así como ustedes oyeron que el anticristo vendría, muchos son los anticristos que han surgido ya. Por eso nos damos cuenta de que ésta es la hora final.

Juan identifica y relaciona a los anticristos con personas, que estaban actuando en esa época. Ya se les menciona en función.

 

2. (1 Juan 2:22) dice: “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.”

Si aun quedaba alguna duda acerca de la identidad del anticristo, este pasaje debe esclarecerlo todo. Aquí finalmente se revela la verdadera identidad del anticristo, y como se puede leer, es toda aquella persona que en esa época promoviera doctrinas contrarias a la Naturaleza de Cristo.

Como podemos observar, no se habla aquí de futuros líderes políticos ni de grandes guerras militares. Es a la falsa doctrina, a la herejía, a lo que se refiera Juan cuando habla del anticristo, y esto es efectivamente lo que en griego insinúa tal palabra.

 

3. (1 Jn. 4:1-3)En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.

En estos versículos se deja ver nuevamente la actividad del anticristo en aquella época, de tal manera que es incorrecto pensar que vendrá, pues ya vino y está actuando en medio de nosotros. Recuerde que las escrituras se refieren a los falsos maestros. Aun hoy día cualquier persona que hable en contra de la Naturaleza Divina de Cristo, es también un anticristo.

Este mismo pasaje se lee de la siguiente manera en la NIV, “En esto pueden discernir quién tiene el Espíritu de Dios: todo profeta que reconoce que Jesucristo ha venido en cuerpo humano, es de Dios;  todo profeta que no reconoce a Jesús, no es de Dios sino del anticristo. Ustedes han oído que éste viene; en efecto, ya está en el mundo.”

4. (2 Jn. 1:7) finalmente aquí se lee: “Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo.”

Este es el ultimo pasaje en la Biblia que contiene esta misteriosa palabra, sin embargo, nuevamente el texto mismo aclara muy bien a quién se refiere o a quién se le designa como anticristo, a saber, a todo engañador a toda persona que niegue que Jesús haya venido en carne.

Como hemos podido observar a través de los diferentes pasajes de las escrituras, podemos llegar a un par de conclusiones reales más halla de las historias fantasiosas que algunos han enseñado irresponsablemente. Estas son:

Lo que NO es:

  • No es un sólo individuo.
  • No es un líder político ni es un líder militar ni un monstruo.
  • No vendrá en un tiempo futuro.


Lo que ES:

  • El anticristo es toda persona que niegue la Deidad de Jesús.
  • Ya vino y está en este mundo engañando con sus falsas doctrinas.

Así que no nos dejemos confundir con las innumerables ideas que existen relacionadas a este aspecto de la Biblia, los pasajes que le he citado son los únicos en toda la Biblia que mencionan esta palabra. Si usted los ha leído conmigo, habrá llegado a sus propias y sencillas conclusiones acerca de la verdad del tema.

 

_______________________________________________

1. Strong, James (2002), Nueva Concordancia Strong Exhaustiva, (Nashville, TN-Miami, Fl., Ed. Caribe)
2. Vine, W. E. (1984), Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, Tr. S. Escuain, (Sabadell, Barcelona—Ed. Clie), pp. 110-111
3. Lockward, A (2003), Nuevo Diccionario de la Biblia, (Miami, Fl., Ed. Unilit), pp. 608-609


Copyright ©2016 Iglesia de Cristo, All Rights Reserved.