Blog

La posmodernidad invita a los padres a desligarse de sus roles como tales y brindan en consecuencia libertades casi absolutas a los hijos desde muy pequeña edad o sencillamente se desprenden de cualquier obligación.

Es curioso pensar en que la mayoría de los padres no están asumiendo la responsabilidad que merece su decisión de ser progenitores. Creo que la frase: “Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista.”1 Tiene gran aplicación hoy día.

  


El enojo nos afecta a todos, y todos hemos estado enojados en más de alguna ocasión. Pero el enojo generalmente a sido considerado por muchos como algo totalmente pecaminoso y que por tanto, debería ser reprimido o eliminado por completo.

Sin embargo por más esfuerzos que el hombre haga siempre existirá algo que nos enoje. Si el enojo es tan malo como creen muchas personas, ¿Por qué será que no es posible erradicarlo definitivamente de nuestro ser?


Copyright ©2016 Iglesia de Cristo, All Rights Reserved.